C/Maestra Felisa Lozano, 8 - 10. MADRID 28042  900 877 088  info@khinncenter.com

tendinitis

TENDINOPATÍA. SÍNTOMAS Y FASES DE REHABILITACIÓN.

Podría deciros que una de las patologías más complejas que encontramos en clínica son las tendinopatías, sí porque el término “tendinitis” no es técnicamente correcto. Resultan un gran quebradero de cabeza para los fisioterapeutas.

En el servicio de fisioterapia y rehabilitación de lesiones de KHINN Center contamos con la mejor tecnología para su respectiva valoración y rehabilitación, pero siempre insistiremos en el ejercicio y control de la carga como parte estrella del tratamiento.

¿Qué es una tendinopatía?

Los tendones son los encargados de conectar los músculos con el hueso.

Una de las principales características del tendón es su rigidez. Al contrario que los músculos tampoco presentan capacidad contráctil, aunque sí presentan cierta capacidad elástica ya que su principal función es la de almacenar y absorber energía para posteriormente liberarla de forma eficiente para ahorrar energía al sistema músculo esquelético. Por ejemplo, durante la marcha, la carrera o cuando realizamos saltos, como si de un muelle se tratara.

Otra de sus funciones que presenta gran importancia, pero que no se le suele dar gran importancia es la de transmitir información a nuestro sistema nervioso mediante los mecanorreceptores. Esta capacidad es de gran relevancia para la rehabilitación.

Nuestros tendones están organizados para tolerar todo tipo de cargas, siempre y cuando estén entrenados para ello.

En cada momento de tu día a día, tu cuerpo realiza cambios de reparación tisular. Los tejidos de tu cuerpo como el músculo, los tendones y los huesos se encuentran en un proceso de constante fluctuación. Cuando generas estrés mecánico en tu cuerpo una parte de tu tejido se degrada para posteriormente regenerarse. Esta capacidad nos ayuda a adaptarnos a los estímulos que recibimos del exterior o que ejercemos sobre nuestro cuerpo. Así es como nos hacemos más fuertes.

Se trata de un proceso natural de la biología humana. En los tendones estos procesos están controlados por pequeñas células llamadas tenocitos. Estas células reaccionan ante estímulos mecánicos sobre las estructuras relacionadas con el propio tendón y generan una adaptación de su composición en consecuencia.

Este proceso parece sencillo, pero es realmente complejo debido a que influyen numerosos factores como la intensidad, descanso, medicamentos, estrés, enfermedades, etc. A través de este mecanismo cada persona presenta un ¨nivel de tolerancia a la carga¨ personal y que se va modificando a lo largo de su desarrollo.

Para que se den estos dos procesos es necesaria exponernos a la carga mecánica, es esencial. El estímulo mecánico es el que activa estos mecanismos mecano biológicos que hemos hablado anteriormente. Si se produce un exceso de carga lo más normal es que la balanza se desplace hacia la degradación, pero por el contrario si la carga es adecuada y progresiva nos ayudará en el proceso de síntesis consiguiendo tendones más fuertes y adaptados.

Cuando sobre excedemos severamente este nivel de tolerancia se crean unas respuestas celulares en el tendón que tras 2-3 días gracias a la autoregeneración volverán a su estado normal. Sin embargo, si el mecanismo de regeneración no es adecuado o si generamos demasiada carga este proceso que necesita de un equilibrio se alterará de forma negativa para nuestro tejido.

Entonces ahora es cuando pasamos de un proceso adaptativo por parte de nuestro tendón a patológico, comenzando el proceso lesivo. En el proceso patológico damos gran importancia a la presencia de síntomas como el dolor, ya que su presencia nos ayudará a que el tendón no llegue a su límite y se provoque la ruptura.

¿Cuáles son sus síntomas?

Uno de los grandes quebraderos de cabeza para todos los profesionales de la salud es entender el dolor tendinoso. Hoy en día seguimos sin saber cómo se produce este dolor. Es desconcertante ya que no se encuentra un mecanismo claro para explicarlo.

Sabemos que los tendones que se rompen presentan un estado previo patológico, pero sin presencia de dolor. Por ello es necesario la presencia de dolor durante el proceso patológico. Pero el dolor será dependiente de cada paciente.

Lo único que podemos confirmar es que no existe una relación directa entre el daño tisular presente en el tendón y su clínica (sintomatología) y que tampoco se parece a otros tipos de dolor persistente o de larga duración.

Sus síntomas principales son:

  • Dolor localizado.
  • Se reproduce con carga, no en reposo. “ON/OFF”
  • Alteración de la función
  • Sensible a la palpación

Estas características clínicas son muy importantes para su correcto diagnóstico. Espero que estas pautas te ayuden a detectar si presentas una tendinopatía, pero te recomiendo acudir a un profesional sanitario para un diagnóstico correcto. Una vez detectado un proceso patológico en el tendón será de gran importancia empezar cuanto antes las pautas para su rehabilitación para evitar que continúe su proceso degenerativo.

¿Cuánto tiempo se tarda en la rehabilitación de una tendinopatía?

Uno de los factores más importantes para la recuperación o regeneración del tejido son los tiempos de recuperación post-ejercicio. Se ha demostrado como sesiones de ejercicio sin apenas tiempo de recuperación entre sí no se obtuvieron mejores beneficios sobre la síntesis de colágeno.

Por ello, más no tiene porque ser mejor y en este caso indiscutiblemente no es mejor. Entonces es de vital importancia la correcta programación de nuestra rehabilitación para que se den los mayores beneficios sobre nuestro paciente. Esto es algo que debemos explicar al paciente el primer día.

Además, debemos hacerle entender que necesitaremos de hasta 12 semanas para poder producir cambios en su tendón. Seguramente obtengamos resultados a nivel sintomatológico, pero para producir cambios en su estructura necesitaremos como mínimo 12 semanas de entrenamiento continuado.

Fases para el tratamiento de tendinopatía

En cuanto al diagnóstico debemos entender que existen 3 fases superpuestas dentro del proceso patológico:

fases rehabilitación tendinitis
  • La primera es la tendinopatía reactiva, cuando el tendón experimenta cargas más altas a las que es capaz de tolerar o al realizar un entrenamiento normal después de un tiempo de descanso donde el tendón disminuyó sus capacidades de tolerancia a la carga. Esto provoca una respuesta exagerada a nivel celular en nuestros tendones provocando dolor de forma localizada. Un ejemplo son los deportistas que son sometidos a grandes cargas de entrenamiento tras un periodo de vacaciones donde no han entrenado nada o una persona que se pone a hacer deporte después de meses parado sin realizar actividad física. Ya conocemos que esta fase es reversible si se gestiona a tiempo y adecuadamente. Permitiendo que el tendón regenere, este volverá a su normalidad en pocas semanas. En cambio, si continúas fastidiando tu tendón la lesión continuará progresando a una segunda fase el “tendón desestructurado”.
  • Segunda fase o el “tendón desestructurado”. Las fibras de colágeno que conforman tu tendón empiezan a desorganizarse. Además, el tendón presenta estrategias de adaptación pero que fallan en su objetivo.  Esta fase es muy difícil de encontrar en clínica ya que el tendón es asintomático (no presenta dolor). Si la sobrecarga que empezó el proceso lesivo no se detiene o controla pasaremos a una tercera fase llamada tendinopatía degenerativa.
  •  Tercera fase o tendinopatía degenerativa. En esta fase existe una mayor desestructuración y presencia de cambios neovasculares. El tejido en este caso no va a tener capacidad de regeneración, por lo tanto, no tiene sentido realizar un seguimiento ecográfico en estos casos. Una vez comprendida la anatomía del tendón y los procesos patofisiológicos de la tendinopatía, es hora de comprender los tratamientos más efectivos.

La gestión, optimización y adaptación a la carga en cada fase de la patología serán fundamentales a la hora de abordar el tratamiento de una tendinopatía. A través del ejercicio conseguiremos mejorar el metabolismo del tendón.

Rehabilitación tendinitis

Existen tratamientos enfocados exclusivamente a mejorar el tejido degenerado del tendón que ya no presenta capacidad de regeneración. Intenta evitar este tipo de tratamientos. Además, existen otros tratamientos enfocados solo a mejorar los síntomas de dolor, como los antiinflamatorios, infiltraciones, ondas de choque, etc. Intenta también evitarlos ya que no presentan beneficios a largo plazo, además enmascarar el dolor en una fase aguda podría limitar nuestra rehabilitación ya que es la manera que tenemos de optimizar el control de la carga sobre el tendón.

Estas técnicas a pesar de no haber demostrado evidencia son exageradamente caras, en cambio aplicar una estrategia que permita optimizar las cargas (reducir) de forma individualizada es sencillo y económico para nuestros pacientes.

Los tratamientos más efectivos son los que proponen potenciar la capacidad del paciente a tolerar cargas y el ejercicio es el único que ha demostrado tener estos efectos.

Después de toda esta información, que es necesaria comprender, podemos entender la ineficacia de ciertas terapias pasivas o invasivas sobre el tendón ya que no van a cambiar la capacidad de tolerar la carga sobre el tejido sano, sino que por el contrario suelen estar enfocadas en tratar el tejido degenerado que ya no nos sirve para nada. Una pérdida de tiempo. Además, este tipo de terapias tampoco son agradables para el paciente.

Como has podido comprobar una tendinopatía no es nada sencilla de rehabilitar, por ello necesitamos informar a nuestros pacientes antes de empezar su proceso de recuperación. Una vez entendido los conceptos clave y los procesos fisiopatológicos, su objetivo será mucho más fácil de conseguir.

Descubre en nuestro centro de rehabilitación de Madrid cómo podemos ayudarte a recuperar tu calidad de vida.

Referencias:

  1. Wang JH. Mechanobiology of tendon. J Biomech. 2006
  2. Sharma P, Maffulli N. Biology of tendon injury: healing, modeling and remodeling. J Musculoskelet Neuronal Interact. 2006
  3. Rosengarten SD, Cook JL, Bryant AL, et al. Los tendones de Aquiles de los jugadores de fútbol australianos responden a las cargas de juego en un plazo de 2 días: un estudio de caracterización de tejido por ultrasonido (UTC). Br J Sports Med.
  4. Cook JL, Rio E, Purdam CR, Docking SI. Revisitando el modelo continuo de patología tendinológica: ¿cuál es su mérito en la práctica clínica y la investigación? Br J Sports Med.
  5. Rio E, Moseley L, Purdam C, Samiric T, Kidgell D, Pearce AJ, Jaberzadeh S, Cook J. The pain of tendinopathy: physiological or pathophysiological? Sports Med. 2014 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4,9 43 reviews

  • Avatar malena g. f. ★★★★★ hace 4 meses
    Conozco el centro desde hace varios años y he acudido una y otra vez para la recuperación de lesiones mías y de mi padre, … More así como para acondicionamiento físico. El trato y la profesionalidad del personal te dan absoluta confianza para ponerte en sus manos. Las instalaciones y aparatos son impresionantes. Además está bien comunicado y se aparca con facilidad. Estoy encantada de conocerles y sus profesionales son recomendables 100%.
  • Avatar ASUNCION NAVARRO GARCIA ★★★★★ hace un mes
    Un centro estupendo tanto por las instalaciones como el equipo de profesionales.
    Una suerte haber encontrado a Angel y todo
    … More mi agradecimiento por ayudarme a superar dolores y miedos.
  • Avatar Fran Navarro ★★★★★ hace 4 semanas
    Espectacular centro, nunca he visto algo parecido tanto de sus aparatos tan sofisticados como los profesionales que allí … More trabajan, completamente recomendable.

View Reviews Write Review