C/Maestra Felisa Lozano, 8 - 10. MADRID 28042  900 877 088  info@khinncenter.com

PROCESO ONCOLÓGICO

El papel que juega el ejercicio en la atención del cáncer es cada vez más importante. Se sabe que el ejercicio es seguro y útil para los sobrevivientes de cáncer durante y después del tratamiento, y los oncólogos y sus equipos continúan recomendándolo a sus pacientes. Sami Mansfield

En ocasiones, una enfermedad grave y en especial el cáncer y sus tratamientos afectan a las habilidades físicas. ¿No sabes por dónde empezar a recuperarlas? Fortalece y entrena tu cuerpo y mente para tolerar mejor los tratamientos, contando con profesionales formados en saber cómo ejercitarte y ayudarte a sacar esa energía que tienes para combatir así la fatiga.

El ejercicio físico es considerado una intervención no farmacológica eficaz en la promoción del bienestar físico, mental y funcional de pacientes con cáncer. (Meneses-Echávez, Jose Francisco, et al. 2015)

Mejora tu fuerza, resistencia y fatiga. Haz que cada esfuerzo sume para que avances. La pesadez de piernas y sensación de falta de aire mejoran con un ejercicio bien pautado, entendiendo hasta dónde debes de exprimirte y adaptándolo a tu medicación y estado.

En resumen, ¿quién no quiere preparar su cuerpo para vivir de la mejor forma posible?

SALUD Y
BIENESTAR

Leer más >

EDAD
AVANZADA

Leer más >

EMBARAZO
Y POSTPARTO

Leer más >

REUMATOLOGÍA
Y DOLOR CRÓNICO

Leer más >

PROCESO
ONCOLÓGICO

Leer más >

LESIONES

Leer más >

TRASPLANTADOS
Y ENFERMOS RENALES

Leer más >

PÉRDIDA
DE PESO

Leer más >

PROCESO ONCOLÓGICO

El papel que juega el ejercicio en la atención del cáncer es cada vez más importante. Se sabe que el ejercicio es seguro y útil para los sobrevivientes de cáncer durante y después del tratamiento, y los oncólogos y sus equipos continúan recomendándolo a sus pacientes. Sami Mansfield

En ocasiones, una enfermedad grave y en especial el cáncer y sus tratamientos afectan a las habilidades físicas. ¿No sabes por dónde empezar a recuperarlas? Fortalece y entrena tu cuerpo y mente para tolerar mejor los tratamientos, contando con profesionales formados en saber cómo ejercitarte y ayudarte a sacar esa energía que tienes para combatir así la fatiga.

El ejercicio físico es considerado una intervención no farmacológica eficaz en la promoción del bienestar físico, mental y funcional de pacientes con cáncer. (Meneses-Echávez, Jose Francisco, et al. 2015)

Mejora tu fuerza, resistencia y fatiga. Haz que cada esfuerzo sume para que avances. La pesadez de piernas y sensación de falta de aire mejoran con un ejercicio bien pautado, entendiendo hasta dónde debes de exprimirte y adaptándolo a tu medicación y estado.

En resumen, ¿quién no quiere preparar su cuerpo para vivir de la mejor forma posible?