C/Maestra Felisa Lozano, 8 - 10. MADRID 28042  900 877 088  info@khinncenter.com

¿CUÁNDO VOLVER A CORRER TRAS EL PARTO?

Muchas mujeres quieren volver a hacer ejercicio después del parto, y una de las más habituales es el running. Pero antes de volver a correr debes tener claro cuáles son los pasos a seguir y qué es lo que no te puedes saltar para evitar lesiones.

¿Qué debo saber antes de empezar a correr tras mi parto?

En primer lugar, todo el cuerpo ha cambiado y necesitamos hacer un entrenamiento previo a la primera carrera para que esta no provoque una lesión. Necesitamos que el cuerpo de la mujer post parto se adapte progresivamente pero sin generar ningún daño y respetando los tiempos.

Lo segundo y en relación al punto anterior, es mejorar la condición física a través ejercicios de fuerza, movilidad, respiratorios, aeróbicos, respetando las fases y el cuerpo de la mujer. Finalmente, comenzaremos un running tras el parto progresivo adaptado a cada mujer. 

Por último y más importante ¿corrías antes del embarazo? si la respuesta es sí, tendrás que saber las nuevas adaptaciones y fases a seguir como hemos dicho anteriormente. Si la respuesta es no, hay muchos pasos previos que necesitas realizar con un fisioterapeuta especializado/a y entrenador/a personal. Coger las zapatillas y salir a correr de cualquier manera, puede llegar a ser muy perjudicial. Desde Khinn Center nos ofrecemos para orientarte, y te recomendamos buscar otra actividad para empezar, ya que correr no sería lo más indicado para este momento.

¿Qué cambios se han producido en mi cuerpo tras el embarazo y el parto?

  1. Postura, si no se ha practicado ejercicio durante el embarazo es habitual que la musculatura glútea, espalda y piernas se hayan debilitado. A pesar de haber realizado actividad física, el reposo relativo de la cuarentena, el inevitable aumento de peso, el adelantamiento del centro de gravedad y otros factores, como por ejemplo la lactancia, hacen del trabajo postural tras el parto un paso indispensable y, por desgracia, muy olvidado.
  2. Abdomen, nuestra faja abdominal se estira para dejar espacio al bebé durante 9 meses. Si no se realiza un trabajo específico de recuperación y tonificación de la pared abdominal, puede desencadenar dolores lumbares y otros dolores inespecíficos, a parte de lesiones derivadas en suelo pélvico. Necesitarás una valoración con ecografía por parte de un/a fisioterapeuta especializado/a en uroginecología para establecer qué ejercicios son los más adecuados en tu caso.
  3. Estabilidad de la pelvis, un parto es una cascada de hormonas que se mantienen, en mayor o menor medida (según la lactancia y otros factores hereditarios) durante unos meses. Esas hormonas que permanecen en el post parto dotan al cuerpo de flexibilidad, nuestra piel está más elástica y nuestros ligamentos también. Este hecho es el que permite que nuestras articulaciones pélvicas no estén completamente fijas, y al impacto de un running tras el parto podamos sufrir dolores en el pubis, lumbares, caderas, incluso modificar nuestra técnica de carrera.
  4. Suelo pélvico, antes de empezar a correr debemos asegurarnos de no tener cicatrices dolorosas ni un periné con dolor. Nuestro periné amortigua el impacto de la carrera y debe tener la fuerza suficiente para que no se produzcan lesiones. Así mismo, nuestras vísceras como la vejiga, útero o recto, no pueden verse sometidas a más presión de la que su elasticidad pueda soportar. Una valoración de suelo pélvico puede ayudarte a conocer cuál es el estado de tu suelo pélvico y por dónde puedes empezar a trabajarlo.

¿Cuándo es el mejor momento para correr tras el parto?

Algunos profesionales recomiendan erróneamente esperar sólo la cuarentena post parto vaginal o dos meses tras parto por cesárea. Desde Khinn Center, como especialistas en la mujer, la recuperación y el entrenamiento durante el embarazo y tras el parto, recomendamos esperar varios meses.

Esos meses sí se debe entrenar, pero no de cualquier manera. Será con un profesional de calidad a tu lado que te acompañe y adapte los ejercicios post parto y que cuente con la maquinaria disponible para poder hacerlo sin lesión. El tiempo para volver a correr puede variar entre 5-12 meses y lo marcará la valoración abdómino-pélvica y si hay alguna lesión como un prolapso, cicatriz dolorosa o una incontinencia.

Cada mujer, cada cuerpo, cada post parto es único, no hay una receta general para todas. Lo que sí es universal es que trabajando al lado de los profesionales adecuados hay una mejora de la condición física sin lesión, acercándote así de manera más específica a tus objetivos.

Coméntanos tus dudas, estaremos encantados de resolverlas, y comparte este artículo con esa mamá que es runnero quiere retomar su actividad.

Desde Khinn Center te animamos, como siempre, a empezar a cuidarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *