C/Maestra Felisa Lozano, 8 - 10. MADRID 28042  900 877 088  info@khinncenter.com

CONSEJOS NUTRICIONALES PARA UNAS NAVIDADES SALUDABLES SIN DEJAR DE DISFRUTARLAS

Diciembre es uno de nuestros meses favoritos por muchas razones, es una época familiar, de reflexión, reevaluación personal, laboral y AGRADECIMIENTO. Sobre todo, después de este año tan extraño, lleno de tantos cambios y restricciones.

Con las festividades y reuniones típicas de esta época del año, llega también el viejo dicho de “una vez al año, no hace daño”, pero no nos engañemos, tampoco el resto de días nos cuidamos lo suficiente ni solemos comer de la forma más recomendable.

Como sociedad hemos asociado que las celebraciones y sus emociones deben ir acompañadas de comida y bebida en abundancia, decantándonos por menús y recetas más elaborados que a menudo incluyen en su composición salsas o ingredientes ricos en grasas y azúcares, y tampoco son raros los aperitivos antes de comer que incluyen frituras, cócteles y alcohol.

Por eso hoy te traemos este decálogo con consejos nutricionales para que tengas una navidad más saludable:

  1. Ten claros los días de celebración: te aconsejamos elaborar un calendario con los días que tengan compromisos y los días que no para focalizar y poner el máximo de esfuerzo en los días de no celebración.
  2. El peor acompañante es el hambre: Llegar con hambre a una comida principal, nos hace perder el control, así como, no fijarnos en las cantidades y comer aquello que más nos apetece. Al llevar horas en ayuno, o habiendo restringido alimentos en la comida previa, iremos de cabeza a por las opciones más calóricas.
  3. La clave esta en la densidad, calidad y cantidad de los alimentos que consumamos: Para controlar lo que vas a comer, en primer lugar, visualiza un plato completo y coloca los aperitivos en función de su composición en la medida de lo posible. Teniendo en el plato lo que vas a comer antes de empezar te ayudará a visualizar y racionar lo que vas a comer. Sé consciente tanto del volumen de comida que ingieres, de la calidad nutricional de los alimentos, así como de las cantidades sueles comer y pregúntate ¿tengo hambre o como por comer?
  4. Si te toca cocinar: Propón algunos platos más ligeros, siempre supondrá una innovación en la celebración y más de un invitado te lo agradecerá (consciente o inconscientemente).
  5. Mantente activo: Si ya es recomendable durante todo el año hacer ejercicio físico moderado al menos 20-30 minutos diarios, en Navidad conviene insistir en lo saludable de esta práctica y de ser posible aumentar su intensidad y duración.
«Ojo con aguar la fiesta con el alcohol»

6. Evita el exceso de azúcar: No te vamos a negar que los dulces son tan tentadores como calóricos. Por eso, conviene disfrutarlos sin excesos. Para conseguirlo, compartirlos con los compañeros de mesa es una buena fórmula. También se debe intentar no repetir postre para evitar el exceso de azúcar.

7. No aguar la fiesta con el alcohol: Los vinos, el champán, las copas y los licores riegan los eventos navideños, pero abusar del alcohol puede provocar a corto plazo la temida resaca, además de que supone una ingesta de calorías vacías. Un truco muy simple, para moderar el consumo de alcohol, es que siempre haya también agua en la mesa, de tal modo que para quitar la sed sea el agua la bebida de elección.

8. Mantente hidratado: En relación al punto anterior, intenta beber al menos ocho o diez vasos de agua al día, puede parecer mucho, pero si bebes de forma constante y en pequeñas cantidades durante todo el día, lo cumplirás sin problemas. Es importante resaltar que las comidas copiosas y el consumo de alcohol requieren un aporte suplementario de agua.

9. La mala filosofía de “lo compensas y arreglado”: Darnos un atracón para después ayunar o hacer alguna dieta extravagante, tener hambre y después volver a comer en exceso es una locura. Lo que entendemos por “compensar” supone para nuestro cuerpo descompensar dos veces, una por exceso y el otro por carencia. Lo mejor es retomar tu alimentación habitual y aumentar la actividad física, cada uno en la medida de sus posibilidades.

10. LO MÁS IMPORTANTE: Disfruta de la compañía. Asociamos Navidad a regalos y “comilonas”, tenemos que cambiar el pensamiento y relacionar la Navidad con encuentros entre familiares y/o amigos y disfrutar de ellos. Pongamos en el centro de la celebración nuestras verdaderas prioridades vitales y transmitamos este mensaje a los otros. ¡estamos felices de poder estar juntos, de compartir una comida y de disfrutar en familia y con amigos!

Esto no quiere decir que dejes de celebrar, sino que lo hagas conscientemente. Queremos que: Disfrutes de tus fiestas navideñas, comas tus comidas y dulces típicos, bebas vino o tu bebida favorita, tomes las uvas en cada campanada (sin ahogarte en el intento), que compartas con los que más quieres. Pero, no permitas que unas pocas comidas festivas ricas en calorías se conviertan en un mes entero de comer con excesos.

Si quieres ampliar un poco más la información de cada uno de estos consejos y tener algunas ideas de recetas para tu comida de navidad, te invitamos a descargar el E-book gratuito que confecciono nuestra nutricionista Antonella Cariolo en nuestro centro de rehabilitación física y entrenamiento, junto a su equipo de Strategeat. Te dejamos el link: https://strategeat.com/consejos-para-una-navidad-saludable/

Te deseamos unas ¡Felices fiestas!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *